lunes, 20 de febrero de 2012

Remedios caseros para dejar de fumar

Remedios caseros para dejar de fumar

Confeccionar cigarrillos con hojas secas de árnica o salvia, ya que tiene un efecto antabús o antagonista del tabaco lo que ayudará a dejar de fumar.

Tomar diariamente un diente de ajo para rehabilitar las lesionesque el tabaco produce en diferentes zonas del organismo.

Cortar una raíz de jengibre en pedazos pequeños de forma talque cada vez que se sienta ganas de fumar, masticar lentamente uno de estos trozos hasta agotarlo.

Masticar semillas de uvas, ya que la sensación que causa enla boca reduce el deseo de fumar.

Hervir, durante 10 minutos en un litro de leche vegetal, 7dátiles, 7 higos y 1 manzana verde cortadita. Beber, durante 7 días mínimos, un vaso de esta preparación en el desayuno y otro en la cena. Este remedio resulta ideal para limpiar los pulmones de los efectos de fumar.

Masticar un trozo de zanahoria y, a continuación, chupar untrocito de canela en rama.

Extraer el jugo de un limón y tomar en la ayuna el primerdía y continuar todos los días hasta completar 7 siempre agregando un limón más. A partir del octavo día, se va reduciendo un limón hasta sólo tomar el jugo de uno como al principio. Este remedio se conoce con el nombre de la cura del limón y resulta importante que se tome tanta cantidad de agua como de limón para evitar que se altere el esmalte de los dientes, o mejor todavía, beberlo con una pajita para que pase directamente a la garganta.

Hervir 1 litro de vino blanco con75 gramos de salvia seca durante 3 minutos, dejar reposar y beber, durante 40 días, un vasito antes de las comidas.


Recomendaciones naturales

Evitar el consumo de café, condimentos picantes, bebidas embriagantes, vinagre o cualquier otro estimulante.

Usar moderadamente la sal.

Hacer ejercicios respiratorios durante 10 minutos donde se inhale grandes cantidades de oxígeno, se retiene la respiración por algunos segundos y luego se expulsa el aire. Con ello, se tonifica el organismo.

Dar un paseo, de aproximadamente 30 minutos, a primeras horas de la mañana o de la noche.

Tomar un baño con agua tibia al acostarse.

Decir en voz alta todos los días al levantarse: “Desde hoy no fumaré más. He decidido dejar de fumar”.

Encontrar apoyo entre los familiares, amigos y grupos de personas que están dejando el hábito de fumar.

Procurar reforzar la espiritualidad como fuente de ayuda para dejar de fumar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada