martes, 21 de febrero de 2012

Remedios caseros para dolor de oidos

Cuando nos duelan, o se nos entaponen las orejas, nos pondremos unas gotas de aceite de oliva tibio en los oidos.

Para asegurar que no sale, podemos colocarnos un pequeño trozo de algodón.

Las notas contenidas en Remedios caseros eficaces tienen la intención de servir sólo como referencia, no como guía medica o manual para aplicarse autotratamientos. Si usted sospecha que tiene un problema de salud, solicite ayuda médica competente. La información de este site tiene como propósito ayudarle a hacer selecciones con conocimiento de causa acerca de su salud; no pretende servir de sustituto de algún tratamiento prescrito por su doctor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada