lunes, 20 de febrero de 2012

Remedios caseros para la amenorrea

Remedio casero para la amenorrea o falta de menstruación 1 Verter dos cucharadas de hojas de ruda en una taza de agua hirviente. Tapar y esperar unos minutos. Colar y tomar, aún tibio, tres tazas al día.

Remedio casero para la amenorrea o falta de menstruación 2 Mezclar 2 cucharadas de poleo en el contenido de una copa de vino blanco. Tomar 2 copitas durante el día.

Remedio casero para la amenorrea o falta de menstruación 3 Hervir 2 cucharadas de orégano en una taza de agua durante 5 minutos. Retirar del fuego y tomar una taza al día.

Remedio casero para la amenorrea o falta de menstruación 4 Moler un manojo de hojas y raíces de verbena y añadir en media taza de agua que esté hirviendo. Luego empapar un paño de algodón y colocar, aún caliente, sobre el vientre a modo de cataplasma.

Remedio casero para la amenorrea o falta de menstruación 5 Agregar 3 ramas de canela en un litro de aguardiente. Dejar macerar en un lugar seco y oscuro durante 10 días. Pasado ese tiempo, mezclar 15 gotas en un vaso de agua que se debe tomar antes del desayuno, comida y cena.

Remedio casero para la amenorrea o falta de menstruación 6 Verter 4 cucharadas de hojas de laurel en medio litros de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar un poco. Tomar 3 tazas al día.

Remedio casero para la amenorrea o falta de menstruación 7 Verter30 gramos de flores de caléndula por litro de agua hirviendo. Tapar, colar y tomar 2 vasos a diario una semana antes del día en que se calcula la aparición de la menstruación. Este remedio no sólo tiene capacidad emenagoga (es decir, favorece la aparición de la regla en mujeres que padecen amenorrea) sino que también regula y reduce el dolor menstrual.


Recomendaciones naturales

Acudir al médico con prontitud, si además de la amenorrea, se presentan síntomas como los siguientes:

Aumento o disminución importante de peso
Cansancio excesivo
Secreción lechosa por el pezón (galactorrea) o dolor en las mamas.
Aumento de la pigmentación de la piel, aparición de acné, estrías o aumento del vello corporal.
Cefalea intensa o persistente, alteraciones visuales, visión doble o limitada.
Alteraciones psiquiátricas o del comportamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada