lunes, 20 de febrero de 2012

Remedios caseros para eliminar cálculos renales

Los cálculos renales y sus remedios caseros

Los cálculos renales son masas de sales minerales y proteínas que se cristalizan y se alojan en cualquier lugar del tracto urinario.

Remedios caseros para los cálculos renales

Remedio casero para los cálculos renales 1: Verter 2 cucharadas de hojas de vara de oro en una taza de agua hirviente. Tapar y colar. Beber 3 tazas al día hasta lograr la expulsión del cálculo.

Remedio casero para los cálculos renales 2: Mezclar 3 cucharadas de hojas y raíces de perejil en medio litro de agua. Hervir durante 10 minutos. Retirar del fuego y colar. Tomar 3 tazas diariamente hasta que el cálculo salga.

Remedio casero para los cálculos renales 3: Mezclar 2 cucharadas de hierba seca de diente de león en una taza de agua hirviendo. Dejar reposar durante 10 minutos la infusión Tomar una taza de té cuando ocurra un ataque. Este remedio incrementa la eliminación de orina y, por ende, la posibilidad de arrojar la piedra.

Remedio casero para los cálculos renales 4: Colocar una bolsa de agua caliente sobre el área de dolor para proporcionar algo de alivio.

Remedio casero para los cálculos renales 5: Lavar y picar dos arándanos. Colocar en la licuadora con 1 vaso de agua. Batir por unos instantes. Tomar dos vasos de este jugo a diario.


Recomendaciones naturales

Tomar3 litros de agua al día para diluir la orina y expulsar los cálculos.

Adoptar una dieta baja en sal (menos de6 g. de sal / 2 400 mg de sodio) al día para reducir el calcio en la orina. Por ello, se debe evitar las sopas enlatadas y otros alimentos procesados. Para facilitar este proceso, es necesario leer con atención las etiquetas.

Aumentar el consumo de potasio mediante alimentos como el banano, debido a que reducen a la mitad el riesgo de padecer de piedras en el riñón.

Evitar el café, ya que la cafeína aumenta el calcio en la orina.

Eliminar de la dieta alimentos como betabel, chocolate, frutos secos, espinacas, ruibarbo, cola, fresas, té y salvado de trigo si se tiene tendencia a la formación de cálculos renales de oxalatos.

Evitar ingerir jugo de toronja, ya que incrementa 44% el riesgo de cálculos renales.

Reducir el consumo de carnes rojas (no más de100 g de carne ni más de una porción de guisado) si se tiene tendencia a sufrir de cálculos renales de ácido úrico. Además, se debe evitar las anchoas, atún, alubias, jamón y espinacas.

Llevar, una vez expulsado, el cálculo para que el doctor pueda determinar su composición y así tomar medidas para evitar que reaparezca nuevamente.

Acudir a un doctor si después de seis semanas el cálculo no ha podido ser eliminado.

Llamar al doctor si el dolor es insoportable para poder proceder, ya sea mediante la prescripción de algún analgésico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada