lunes, 20 de febrero de 2012

Remedios caseros para eliminar la candidiasis

La Candida albicans es un hongo, parecido a la levadura, que vive habitualmente en ambientes cálidos y húmedos como en la cavidad bucal y la vagina

Remedios caseros para la candidiasis

Remedio casero para la candidiasis 1: Hervir, durante 5 minutos, medio litro de agua que contenga cinco hojas de laurel y cinco de marrubio blanco. Luego añadir a la infusión 10 gotas de propóleos. Retirar del fuego y dejar refrescar. Realizar un baño vaginal con esta infusión. Repetir varios días sucesivos.

Remedio casero para la candidiasis 2: Aplicar sobre la zona afectada por candidiasis tres cucharadas de yogur natural bio. Dejar que el yogur actúe durante toda la noche y eliminar, a la mañana siguiente, con agua tibia.

Remedio casero para la candidiasis 3: Consumir yogur bio o de los naturales a diario para combatirlas candídiasis de tipo bucal, ya que con este producto se equilibra la flora habitual y se disminuye la actividad patógena de este hongo.

Remedio casero para la candidiasis 4: Confeccionar una infusión de laurel. Para ello, hervir, durante 5 minutos, 5 hojas de laurel. Retirar del fuego y dejar refrescar. Mojar un tampón limpio con esta infusión. Aplicar sobre el tampón un poco de miel de romero y colocar en la zona afectada. Utilizar este medio varios días, especialmente de noche, mientras se duerme.

Remedio casero para la candidiasis 5: Realizar baños de esta infusión de laurel a diario para combatir todo tipo de hongos en la zona genital.

Remedio casero para la candidiasis 6: Mezclar una cucharada de vinagre de sidra con un vaso de agua tibia, y hacer enjuagues bucales durante 5 minutos 3 veces al día.

Remedio casero para la candidiasis 7: Añadir una cucharada de flor de saúco a una taza de agua hirviendo. Tomar esta infusión dos veces al día. Este remedio resulta muy efectivo tanto para la candidiasis bucal como para la vaginal.


Recomendaciones naturales

Tener una higiene extrema de la región genital con jabones neutros.

Procurar que la pareja tenga su área genital debidamente limpia antes de sostener relaciones sexuales.

Evitar la humedad en estas zonas. Por ello, se debe cambiar rápidamente la ropa mojada o los vestidos de baños después de salir de la playa o de la piscina.

Evitar usar prendas de vestir o pantalones muy ajustados.

Preferir ropa interior de algodón que permite que el área íntima esté ventilada eliminando así la humedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada