lunes, 20 de febrero de 2012

Remedios caseros para la afonía

Remedio casero para la afonía 1: Sorber líquido durante todo el día lo cual ayuda a mantener húmedas las cuerdas vocales. El agua a temperatura ambiente es la mejor, porque es más fácil para la garganta.

Remedio casero para la afonía 2: Tomar varias veces al día un vaso de agua templada con limón y miel puede ser una buena solución. El limón proporcionará la necesaria vitamina C, y la miel, gracias a sus propiedades sedantes, antitusígenas y suavizantes de las mucosas respiratorias, ejercerá un papel muy beneficioso.

Remedio casero para la afonía 3: Hacer gárgaras con agua y sal. La sal reduce la inflamaciónde los tejidos y permite, por lo tanto, la utilización de la voz.

Remedio casero para la afonía 4: Trocear una cebolla morada y luego agregar el zumo de un limón. Macerar toda la noche y a la mañana siguiente, tomar con una pajita o sorbete, muy despacio a lo largo de todo el día con el fin de permitir que la preparación produzca el efecto deseado.

Remedio casero para la afonía 5: Escaldar una cucharada de tomillo en una taza con agua. Dejar reposar diez minutos y colar. Añadir el zumo de medio limón y una cucharada de miel. Tomar lentamente una taza al día de esta preparación con un sorbete o pajita. El tomillo es un buen expectorante recomendado para curar afonías.

Remedio casero para la afonía 6: Tomar 12 piñas piñoneras verdes del tamaño de una nuez pequeña, y poner en un tarro de cristal junto con medio kilo de azúcar moreno o miel de tomillo. Dejar macerar durante 4 meses tras los cuales ya se puede empezar a tomar este jarabe. Es importante que las piñas se cojan verdes y del tamaño indicado.


Recomendaciones naturales

Adoptar una dieta abundante en vitamina A se encuentra principalmente en las zanahorias, los tomates o el brócoli, yla C en los cítricos y los kiwis.

Evitar tratar de hablar. Debido a que la afonía usualmente involucra la inflamación de las cuerdas vocales, es necesario el reposo y no tratar de hablar.

Evitar fumar especialmente cerca de un niño El humo del cigarrillo no sólo enferma al fumador sino a las personas que se encuentran a su alrededor (fumadores pasivos) y si un niño menor de cuatro años tiene inflamada la laringe, este humo puede bloquearse con moco su pequeña laringe dificultando la respiración del niño.

No tomar agua fría o helada, ya que ésta contrae los vasos sanguíneos en la laringe y fuerza a calentar el agua.

Evitar respirar por la boca, ya que puede irritar aún más las cuerdas vocales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada