lunes, 20 de febrero de 2012

Remedios caseros para las molestias del embarazo

Remedios caseros para los malestares del embarazo


Remedio para el aumento de salivación. La saliviación es producida por el incremento de las hormonas que el mismo embarazo genera. Aunque es molesto, es una situación normal. Normalmente esta hipersalivación desparece después del primer trimestre del embarazo. Un remedio para ello es emjuagar la boca con una infusión de menta o perejil.



Remedio para los mareos Las causas que con mayor frecuencia ocasionan este mal son un descenso momentáneo en la presión arterial, así como un bajo nivel de azúcar en la sangre. El mejor remedio natural, en este caso, es no pasar más de ocho horas en ayuno. Por otro lado, es recomendable al levantarse de la cama o de una silla que se haga con lentitud para que los líquidos se distribuyan de forma adecuada en el organismo. Asimismo, las frutas ricas en potasio (como el banano) ayudan a mantener el equilibrio de la presión sanguínea.



Remedio para el aumento de la frecuencia para ir al baño. Para el segundo trimestre de embarazo, las ganas de orinar son constantes, debido al crecimiento del útero. Esto hace que la vejiga se comprima y que ya no se pueda retener tanta orina como antes. Un remedio casero consiste en ir al baño sin dejar pasar tanto tiempo entre una micción y otra (no aguantar las ganas) y no disminuir la cantidad de líquidos pese a que resulte incómodo. Si aparece otro síntoma como ardor o dolor, es necesario acudir al médico de inmediato.



Remedio para el aumento del hambre Usualmente en el segundo trimestre de embarazo aumenta el apetito, ya que el bebé está tomando de la madre todas las calorías que necesita para su crecimiento y desarrollo. El remedio más sencillo consiste en tener una alimentación balanceada en cantidad y calidad y evitar comer por dos. Si el incremento de peso es de más de kilo y medio por mes, es recomendable consultar a un nutriólogo para que, junto con el médico, indiquen la alimentación a seguir. No se debe adoptar dietas de reducción durante el embarazo.



Remedio para los dolores de cabeza. La cefalea es un síntoma común por el incremento de hormonas y sustancias vasodilatadoras, así como por cambios en la presión arterial y los niveles de azúcar en la sangre. Un remedio sencillo consiste en no dejar pasar más de ocho horas entre cada alimento y descansar. En caso de que el dolor no ceda con alimentos y reposo, es necesario acudir con el médico para que te indique determinado analgésico.

Remedio para los calambres Tanto en el segundo como en el tercer trimestre de embarazo pueden aparecer -por las noches- calambres en las pantorriilas. Esta situación se debe a la pérdida de sustancias como sodio o potasio que filtra el riñon al aumentar la frecuencia de la micción Un remedio es incrementar el consumo de alimentos ricos en potasio, como naranjas, limones, jitomates, uvas y, ocasionalmente, bebidas hidratantes ricas en electrolitos.

Remedio para la hinchazón en las piernas Este síntoma es común en el tercer trimestre de embarazo y puede que también ocurra en las manos, así como un adormecimiento de las mismas (por las mañanas), el cual se va quitando conforme pase el día lo cual sucede debido a que el retorno de la sangre por las venas es más lento y hay un aumento de la cantidad de líquido circulando en las arterias. Un remedio consiste en evitar los alimentos con sal y los embutidos. Además, es importante el reposo programado durante el día, dos o tres veces antes de dorjnír, disminuye el síntoma.piernas y los brazos. Sin embargo, si apareciera una hinchazón generalizada, es necesario acudir de inmediato al médico.

Remedio para las várices. Aunque se cree que aparecen debido al embarazo, lo cierto es que las alteraciones venosas se presentan con mayor frecuencia en aquellas mujeres en donde existe un antecedente familiar con respecto a este padecimiento. Un remedio es realizar caminatas de 15 a 20 minutos durante el día, y reposar después, con las piernas ligeramente levantadas, pues esto alivia la carga venosa y disminuye el dolor.

Remedio para el estreñimiento y las hemorroides Debido a que el volumen del útero abarca casi toda la cavidad abdominal durante el tercer trimestre del embarazo, el espacio se reduce y hay una menor movilidad de los intestinos. Por esa razón, puede presentarse el estreñimiento y quizá también las hemorroides. Un buen remedio es llevar una dieta rica en fibra (pan integral, cereales de grano entero, etc.) y tomar muchos líquidos. Evitar, igualmente, alimentos muy condimentados o con irritantes para que no se presenten episodios de diarrea y/o estreñimiento.

Remedio para las agruras o hiperacidez. La presión del útero sobre el abdomen también genera un mecanismo de obstrucción y disminución del vaciamiento del estómago, lo que provoca mayor producción de ácidos estomacales y vesiculares. El mejor remedio es evitar alimentos con mucha grasa e irritantes. Tampoco se debe hacer comidas abundantes y no se debe acostar inmediatamente después de comer.

Remedio para el dolor de espalda y cintura El aumento de peso y abdomen generan molestias en estas partes del cuerpo. Es conveniente descansar dos cuartas partes del día, de preferencia recostada del lado izquierdo, con una almohada entre las piernas para mejorar la relajación y la circulación de los músculos. También se sugiere el uso de fajas diseñadas para esta etapa de embarazo. Un remedio caseros sencillo consiste en realizar un baño con agua tibia para mejorar la circulación y relajar los músculos.

Remedio para el insomnio Como el bebé incrementa su movilidad durante el reposo de la futura madre, todas las embarazada tienen dificultades para conciliar el sueño. Las siestas durante el día son muy útiles para disminuir la tensión por la falta de sueño. Algunos remedios caseros sencillos consiste en tomar un poco de leche tibia antes de dormir, evitar las cenas abundantes y realizar alguna actividad, como leer, para tratar de conciliar el sueño con mayor facilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada