lunes, 20 de febrero de 2012

Remedios caseros para el dolor de cabeza

Remedios caseros para el dolor de cabeza

Calentar 1 cucharada de aceite de oliva de primera presión en frío en una sartén y freír 2 cucharadas de verbena durante 20 segundos. Batir dos claras de huevo hasta que alcancen la consistencia de punto de nieve. Añadir las claras de huevo batidas y hacer una tortilla. Envolver la tortilla en un paño y aplicarla sobre la frente, cubriendo con otro paño para sujetarla. Mantenerla durante dos horas. Repetir la aplicación en días alternos hasta aliviar el problema.

Aplicar tratamiento de digitopuntura, mediante la presión de los dedos, para aliviar el dolor de cabeza agudo. Para ello, se debe presionar el punto que se encuentra en la parte más alta de la cabeza (la intersección de las dos líneas imaginarias que dividen la cabeza en dos pedazos de oreja a oreja). Una vez ubicado el punto, presionar hacia abajo y proporcionar masajes en círculo en el sentido contrario a las manecillas del reloj.

Sujetar una pinza en el lóbulo de la oreja para aliviar los dolores que afectan solamente a uno de los dos lados de la cabeza, Es decir, si el dolor está ubicado en la zona derecha de la cabeza, la pinza debe ser colocada en la oreja derecha.

Cortar un pepino en rodajas y colocarlas sobre las sienes masajeando en forma circular la zona durante unos minutos. Seguidamente, cortar una papa chica al medio y colocar las dos mitades también en las sienes sujetándolas en esa posición con un pañuelo durante media hora.

Aplicar compresas frías de vinagre sobre la frente, la nuca o las sienes.

Mezclar partes iguales de espliego, mejorana, pétalos de rosa, betónica, hojas de rosal y media cucharadita de clavo de olor. Rellenar con esta mezcla una bolsita de gasa y colocar debajo de la almohada.

Frotar las sienes con una gota de aceite esencial de lavanda sin diluir.

Inhalar en un pañuelo unas gotas de aceite de romero.


Recomendaciones naturales

Cubrir la cabeza y evitar la exposición excesiva al Sol para evitar la insolación (que es una causa de fuertes dolores de cabeza).

Dormir bien.

Consumir una dieta saludable y liviana.

Hacer ejercicio de manera regular, si es posible yoga o alguna disciplina que tenga como objetivo armonizar, aliviar tensiones, flexibilizar y relajar la musculatura.

Estirar el cuello y la parte superior del cuerpo, especialmente si el trabajo implica escribir a máquina o usar una computadora durante muchas horas.

Aprender a adoptar una postura apropiada y correcta.

Dejar de fumar.

Corregir de la visión mediante lentes o gafas adecuadas.

Beber mucho líquido y zumo de tomate.

Consultar con el doctor, lo antes posible, si se presenta alguno de los siguientes síntomas:

El dolor se presenta después de un golpe en la cabeza.

El dolor de cabeza, sin causas conocidas, perdura durante varios días consecutivos con atenuantes leves o que empeora progresivamente.

Los analgésicos o tratamientos antes efectivos dejan de surtir efecto.

El dolor de cabeza se presenta de forma súbita y extremadamente fuerte.

El dolor está asociado a trastornos visuales, trastornos del lenguaje, problemas para mover los brazos o las piernas, pérdida del equilibrio, confusión o pérdida de la memoria.

El dolor se acompaña de fiebre, rigidez de nuca, náuseas y vómitos.

El dolor de cabeza es severo y localizado hacia un ojo con presencia de enrojecimiento en dicho ojo.

Los dolores de cabeza despiertan a la persona.

Los dolores de cabeza son más intensos en las mañanas o empeoran al acostarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada