lunes, 20 de febrero de 2012

Remedios caseros para la flatulencia o gases intestinales

Algunos factores que elevan la producción de gas son:

El estreñimiento

Las bebidas con gas

Comer demasiado rápido

Consumir algunas legumbres como porotos

Hablar mientras se está masticando

Enfermedades como diverticulitis, síndrome del intestino irritable e intolerancia a la lactosa


Remedio casero para los gases intestinales 1: Agregar a la ensalada de lechuga unas hojas de diente deleón el cual facilita la actividad digestiva y reduce la formación de gases.

Remedio casero para los gases intestinales 2: Hervir 2 cucharadas de hinojo en una taza de agua durante 5minutos. Beber una vez al día, después de la comida más abundante del día.

Remedio casero para los gases intestinales 3: Consumir una manzana cruda fuera de las comidas, ya que disminuye considerablemente la formación de gas.

Remedio casero para los gases intestinales 4: Agregar diariamente un poco de jengibre rallado a las ensaladas,verduras, hortalizas, etc..

Remedio casero para los gases intestinales 5: Lavar una zanahoria grande y un pepino. Luego pelar y colocar en una batidora. Tomar el zumo todos los días para desayunar.

Remedio casero para los gases intestinales 6: Poner una cáscara de limón seca e introducirla durante diez minutos en un litro de agua hirviendo. Apagar el fuego y dejar reposar por 10 minutos. Filtrar y tomar dos tazas diarias.

Remedio casero para los gases intestinales 7: Agregar un puñado de comino y laurel a los platos de verduras o legumbres.

Remedio casero para los gases intestinales 8: Aplicar compresas de agua fría sobre el vientre durante lo sprimeros síntomas. Si el dolor continúa y es intenso, poner sobre el vientre una botella con agua caliente o manta eléctrica.

Remedio casero para los gases intestinales 9: Elaborar una infusión con una pizca de menta, tres estrellas de anís estrellado y una pizca de regaliz. Tomar una taza después de las comidas.


Recomendaciones naturales

Distribuir la comida del día en cuatro para que la fermentación sea más ligera y con menor producción de gas.

Comer lenta y de forma sosegada ensalivando bien los alimentos.

Evitar el consumo de bebidas con gas o carbonatadas y en su lugar preferir tomar agua.

Disminuir el consumo de alimentos muy pesados, ricos en fibra (verduras y hortalizas crudas, o la col, coliflor, alcachofas, coles de Bruselas y las judías blancas) especialmente la lechuga y la cebolla.

No realizar comidas demasiado copiosas y evitar platos demasiado grasos.

Comer en horarios más o menos establecidos.

Evitar, por una temporada los lácteos, si se tiene intolerancia hacia este tipo de alimentos.

Evitar el estreñimiento.

Reducir los chicles y los dulces de colores, ya que contienen sorbitol que produce hinchazón.

Tratar de mantener el estrés a raya especialmente cuando se ingiere los alimentos.

No acostarse recién se ha comido.

Acudir al doctor si se presenta:

Dolor intenso
Nauseas o vómitos
Reflujo gástrico hacia el tórax

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada