lunes, 20 de febrero de 2012

Remedios caseros para el estrés

Remedios caseros para el estrés

Remedio casero para el estrés 1: Consumir una o dos mandarinas diariamente, ya que es sabido que contienen ciertos elementos como el bromo que ayudan a equilibrar la actividad del sistema nervioso en general y las situaciones de nerviosismo en particular.

Remedio casero para el estrés 2: Colocar en un recipiente con agua caliente, una cucharadita de flores de azahar lo cual desprenderá un aroma con eficaces efectos relajantes.

Remedio casero para el estrés 3: Hervir, durante 5 minutos, dos cucharadas de salvia en una taza con agua. Retirar del fuego y dejar refrescar. Tomar dos tazas al día de esta infusión junto a cada una de las comidas importantes del día. Ayuda a equilibrar el sistema nervioso. Este remedio no debe ser practicado en caso de embarazo, lactancia, epilepsia, insuficiencia renal o tratamientos con estrógenos.

Remedio casero para el estrés 4: Incluir en las ensaladas u otras comidas uno tallos de apio crudo para equilibrar el sistema nervioso.

Remedio casero para el estrés 5: Calentar medio kilo de lechuga en un litro de agua y mantener en ebullición durante 5 minutos. Después, apagar el fuego y dejar enfriar, colar y tomar dos tazas al día de este líquido. Antes de beberlo, agregar un poco de azúcar.


Recomendaciones naturales

Evitar café, tabaco, alimentos condimentados y alcohol.

Realizar ejercicio físico durante 30 a 40 minutos diarios como natación, cardiovascular. El ejercicio es un liberador de endorfinas, que son unos neurotransmisores naturales que producen sensación de bienestar.

Trabajar en la actitud. Es importante analizar la forma cómo reaccionamos a los problemas. Tal vez se está dando mucha importancia a asuntos que no lo tienen.

Convertir lo negativo en positivo. Muchas personas ven un vaso medio vacío y otros lo ven medio lleno. Para convertir el estrés negativo en positivo es necesario analizar las diversas perspectivas y sus pros y contra. Tal vez ese asunto que se ve negativo tiene más aspectos positivos de lo se pensaba. Por ejemplo: Considerar una tarea difícil en el trabajo como una oportunidad de mejorar sus habilidades puede transformar una vida de tensión e incomodidad en una vida de reto y emociones.

Mirar a otro lado. Si se mira por la ventana a una imagen distante durante un momento, lejos del problema que le está produciendo el estrés, los ojos se relajarán, y si éstos se relajan, se tenderá a hacer lo mismo. Igualmente, puede levantarse y salir, ya que alejarse del lugar puede producir el mismo efecto que mirar a la distancia.

Hacer varias respiraciones profundas. Respirar de forma profunda y lenta es un antiguo truco para vencer la ansiedad y el estrés.

Recitar una letanía contra el estrés. Cuando el estrés negativo esté presente, se puede lograr una relajación recitando una letanía como la siguiente: “No hay ningún sitio al que tenga que ir en este preciso momento". "Lo mejor que puedo sentir en este preciso momento es la relajación.”

Practicar técnicas como yoga, Tai-Chi o meditación.

Pensar positivamente. Pensar en un acontecimiento feliz o un logro del pasado es excelente cuando tiene inseguridades y reduce el estrés negativo.

Visualizar un hermoso paisaje Resulta muy efectivo para relajarse imaginar una playa tropical de arena tibia y brisa refrescante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada